Imprimir

Lucha contra desnutrición infantil requiere voluntad política y articulación de estrategias

 

Autoridades de Mancomunidad de Los Andes se reunirán próximamente con MIDIS para unir esfuerzos. 

RCR, 11 de agosto de 2016.- La lucha contra la desnutrición crónica infantil requiere de voluntad política de las autoridades y la articulación de los tres niveles de gobierno –nacional, regional y local- en una estrategia conjunta de intervención para optimizar acciones y lograr las metas trazadas, expresó Jesús Quispe Aronés, gerente general de la Mancomunidad Regional de Los Andes.

En entrevista a RCR, Red de Comunicación Regional, el alto funcionario manifestó que las autoridades de la Mancomunidad Regional de Los Andes (MRDLA) tienen la esperanza que el nuevo gobierno nacional sea más audaz y decidido para replantear la intervención articulada en los tres niveles de gobierno para combatir efectivamente este mal.

Informó que próximamente las autoridades de la MRDLA sostendrán una reunión de trabajo con Cayetana Aljovín, titular del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (MIDIS), para articular acciones conjuntas en la lucha contra la desnutrición en los territorios de la Mancomunidad pues los programas sociales del Estado son de gran importancia en estos esfuerzos.

Subrayó que las acciones conjuntas –que deben involucrar a los sectores salud, educación, agricultura, vivienda, etc.- además deben convocar el compromiso de la sociedad civil –con sus principales instituciones- y a la familia.

Sostuvo que el principal elemento para una lucha eficaz contra la desnutrición infantil es la voluntad política, parte del compromiso de las autoridades del gobierno nacional, gobiernos regionales y municipalidades provinciales y distritales de dar prioridad al desarrollo humano –que es el capital más importante del país- incluso por encima de las obras de infraestructura.

Señaló que precisamente la Mancomunidad Regional de Los Andes (MRDLA) nació en junio del 2011 con el objetivo prioritario de erradicar la desnutrición crónica infantil porque es un problema grave en varias de sus regiones asociadas (Apurímac, Ayacucho, Huancavelica, Ica y Junín).

La Mancomunidad, dijo, ejecuta una estrategia conjunta a través de la Comisión de Salud -que está conformada por sus cinco direcciones regionales de salud- sobre un problema que es multicausal, complejo y que varía de acuerdo a cada región y geografía, en consecuencia, son necesarias estrategias específicas en cada territorio.

En ese marco, destacó que en Ayacucho –una de las regiones con mayores índices de desnutrición crónica infantil en el país- desarrolló el programa “Crecer Wari” que entre 2011 y 2014 redujo en 9% este mal, esfuerzo que tuvo trabas durante el gobierno de Ollanta Humala.

Alertó que una lucha eficaz contra la desnutrición infantil no sólo se sustenta en otorgar presupuestos pues durante los últimos 30 años el Estado peruano ha destinado miles de millones de soles para combatir este problema con pobres resultados.

Fuente: http://www.rcrperu.pe/